Reglas de juego

Hay quienes crean las reglas de juego de manera unilateral, imponiendo las decisiones a su antojo, sin siquiera preguntar si el otro está de acuerdo. Otros en cambio, se enriquecen de las opiniones de los demás, generan nuevas reglas de acuerdo a las circunstancias de la pareja, grupo o multitud.

En cualquier da de los casos, desde el momento en que decidimos participar del “juego”, estamos aceptando sus reglas. Podemos cuestionarlas e intentar cambiarlas, pero partimos de la base que esas reglas existen y que debemos comportarnos de acuerdo a su consigna.

Nunca entendí a los hipócritas que cuando las cartas no salen a su favor, categóricamente deciden retirarse del juego. Puedo patalear, enojarme, necesitar escapar, pero sé que nada de eso da una solución al problema. Yo prefiero barajar, y dar de nuevo. A ver si la suerte, vuelve a estar de mi lado.

14 comentarios:

TAMIA dijo...

Si bien dicho a veces parece que las reglas las acatamos solo unos y los otros simplemente a convenir,,,noooo es justo dios

Carla Débora dijo...

creo q necesito aprender a barajar las cartas del juego y no huir..
pq la vida me esta dando duro..

Ménage à Trois dijo...

considero que uno siempre quiere tener el juego bajo control, y de alguna manera u otra, sea de manera rigida o mas flexible, imperativa o cediendo, pero siempre con el fin deimponer SU regla de juego

Uma Foam dijo...

Aceptar las reglas del juego. A veces no sabemos qué es lo que obtendremos al final, pero justamente la gracia esta en sorprendernos, para bien o para mal.
sé que este juego lo emepecé yo, lo metí a él, éste de dejó entrar... pero no puedo darle un final, es como una jugada eterna en el chin chon, de esas que nadie puede cerrar.
Será cuestión de seguir jugando cada juego nuevo que empecemos!
:)

nosestamoshablando dijo...

Las aceptás o no, pero siempre puede estar en juego el factor sorpresa, para bien o para mal.
Beso!
Lady Baires

Lady dijo...

Tamia: No solo no es justo, sino que estás en medio de una completa incertidumbre.

Carla: En la medida que estés segura de que estás en el camino correcto no es necesario huir. Ahora, si no lo sabés, el juego se plantea de manera diferente, no?

Menage: Muy cierto lo que decís, será por eso que a veces parece que no nos entendemos con ciertas personas?

Uma: Exacto! Esa es la idea, seguir jugando, para eso estamos, no?

Lady Baires: El factor sorpresa puede cambiar toda la jugada... no lo tuve en cuenta al escribir el post, muy buen aporte! :)

Besos

Marga dijo...

No se puede vivir sin reglas, o peor, sin que todos las acaten. El caos no es bueno.

Besos.

Maxi dijo...

Muchas verdades juntas, Lady!

Siempre me enojaron los que se retiran de la partida sin terminarla. Amo jugar, y por ende, un juego se termina. Después se ve si las ganas nos llevan a querer seguir jugando, pero no me abandone...

Y las reglas se fijan entre los aprticipantes, sin dudas, o acaso cada cual tiene sus reglas? Eso no es un juego conjunto, es una batalla campal.

Besos!

Lady dijo...

Marga: El caos permite desarrollar la creatividad, generar situaciones excepcionales, pero no podemos vivir en medio del mismo todo el tiempo. Todos necesitamos nuestras certezas, no?

Maxi: Todos los juegos terminan en algún momento, lo positivo es que siempre hay nuevos juegos para jugar... y nuevas reglas para aprender. De eso se trata, ya sea un lindo y disfrutable juego o una batalla campal! ;)

Besos

Emiliana dijo...

Pasa siempre. Siempre.
Cobardes.
hay que aprender de las cosas que no salen tan bien como esperamos, y seguir adelante.
Saludos!

Caballero rojo dijo...

Sin la insipración que debería dar la cercania con el mar, digo que hay quienes saben jugar y quienes no. Quienes entienden las reglas y las aceptan, y quienes las quiebran sistematicamente. Es mas: asi podria dividirse la raza humana... SOlo eso...

Lady dijo...

Emi: Exacto! Es parte del aprendizaje aceptar cuando perdemos. No se puede estar huyendo siempre.

Caballero: Totalmente de acuerdo, tal vez son categorías simples pero describen perfectamente a las personas. Romper las reglas de vez en cuando no es malo, pero romperlas sistemáticamente demuestra que algo en nosotros no funciona socialmente (o no funciona bien directamente).

Besos

Diego Mira dijo...

levantarse y luchar, con escudo y espada, siempre

besotes

Lady dijo...

Diego: Totalmente de acuerdo. Incluso sin escudo y sin espada.

Besos

Publicar un comentario

Y vos qué pensás?