El síndrome del ahora

Basta con que diciembre comience a visualizarse en el almanaque para que me vea afectada por el síndrome del ahora.

Con la mayor ansia deseo que todo lo que postergué el resto de los once meses se cumpla en los próximos diez minutos, que se adelanten las reuniones de fin de año, que el brindis de Navidad no demore tres semanas y la licencia llegue antes de lo esperado.

Que por arte de magia mis compromisos laborales terminen rápidamente, que me enamore a la vuelta de la esquina, que los libros que descansan en mi mesa de luz sean leídos hasta la última página, y que este blog vuelva a actualizarse semanalmente.

La ansiedad hace que muchas de esas situaciones no se cumplan, algunas se posterguen más aun, y otras sean definitivamente descartadas. Sin embargo, esa misma ansiedad me genera el empuje y la inspiración necesarios para terminar de cerrar proyectos, y comenzar a gestar otros.

Durante diciembre quiero que todo se cumpla ahora, pero afortunadamente, el resto del año tengo claro que el “ahora” no necesariamente es sinónimo de cosecha, sino también se siembra, y riego diario.

16 comentarios:

Blonda dijo...

Odio diciembre.Quiero que pase volando sin dejar estela.
Dame un 3 de enero, ya mismo, por favor.

Y eso que todavía falta lo peor, el turrón,la fruta abrillantada...por favor...nooo!
besotes

Madie dijo...

Ese deseo de que todo sea ahora seguramente tenga que ver con el ritmo frenético de diciembre. Es un mes complejo, de cierre de año, de fiestas, de mi cumple en mi caso, de despedidas... y obviamente en todo eso se nos cae encima todo lo que no logramos el resto del año!

Emiliana dijo...

Totalmente de acuerdo.
El año pasado me paso exactamente eso, querer todo ya, que todo lo que no pude solucionar en el año se solucionara al instante. Ya. Ahora.
Este año por suete me toma desde otro lado, en una posicion diferente, con otra cabeza que me hace ver para adelante y pensar cosas positivas.

lady baires dijo...

Diciembre para todos es un mes de reflexiones.
En mi caso ya dejé de reflexionar y especialmente este año, se me pasó tannnnnnn rápido, que ni tiempo tuve de pensar en tantas cosas.

Es lindo verte por acá.

besos para vos, Lady!

Menage dijo...

y mi diciembre empezo de la peor manera
y se viene un balance de fin de año super complicado.
positivo, si, MUY positivo.
fue el mejor año de mi vida.
y asi como tuve todo, se me fue de las manos de la noche a la mañana.
Asi me esperó Diciembre

Anónimo dijo...

que año maaaaamita querida.. no me acuerdo de uno tan duro en mis anteriores 29.. tan llenos de todo.. el mejor? no lo se. el peor? tampoco lo se.., pero si hay algo que estoy seguro es que no fue un año mas.. que quedo marcado y me marcará para siempre.., de diciembre lo unico que quiero es que se vaya AHORA, pero que se vAYA, me gustaria acostarme el 22 despues de la ultima despedida.. y despertarme el 2 de enero.. no el 3 que es el lunes.. y ya estaré en Brasil.
GRUÑON

Anónimo dijo...

Ahora.... relájate y goza!
Lo que no hicimos en meses no lo vamos a hacer en 10 días! Hay que ser mas tolerante con uno mismo...si uno no hizo lo planeado, habrá sido porque se hicieron otras cosas, y seguramente estarán igual de buenas, aunque desplazaron a las otras.. asi que disfrutá diciembre sin imposiciones, ni propias ni ajenas!!!
un beso

Marga dijo...

Es un mes con muchas cosas, en mi caso, también con mi cumpleaños entre Navidad y Año Nuevo, así que espero que llegue pronto, pero que no se vaya tan pronto.

Besos.

Any dijo...

Uhhhhhhh en el ambiente judicial esto se nota muy clarito, todo debe salir ya, antes de la feria de enero. Es un loquero.
Que se cierren con éxito los temas pendientes y que los proyectos florezcan en el próximo año.
besos

Andre dijo...

te comprendo, personalmente tengo la particularidad de dejar todo para último momento, tengo panza de colectivero y en febrero quiero estar como Cristiano Ronaldo.
beso, te sigo
Andre

Lady dijo...

Blonda: el turrón, la fruta abrillantada, la sidra que debería estar fría pero ya se calento.... era necesario recordarlo? Jajajaja

Madie: creo que nos cae todo el año encima. No solo por lo que naturalmente postergamos, sino el balance de lo que ya logramos... y una imperiosa necesidad de proyectar.

Emi: querer todo ahora nubla un poco, te hace ver el árbol y no el bosque. La ventaja es saber que el bosque está y que cuando el "ritmo de diciembre" baje, el bosque nos espera.

Lady Baires: reflexiones, balances, proyectos... pero de vez en cuando es bueno dejar lugar a la improvisación, no?

Menage: sorpresivo diciembre entonces!
A propósito, qué pasó con tu blog que entro y me aparece una página en blanco? Volvéeeeeeeeeeee

Besos

Menage dijo...

mandame mail y te cuento.
beso

Lady dijo...

Menage: cuál es tu mail?

Menage dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lady dijo...

Gruñón: Más allá de diciembre, del 2010 o del momento en particular, sabés cuál es el problema de los cambios? Que generan incertidumbre, y no sabemso dónde vamos a quedar parados después del cimbronazo.

Pero conocés otra forma de mantenerse en movimiento? Y si te caés en el camino, acá te espero con las curitas.

Ahora... dormirse el 22 de diciembre y despertarse el 2 de enero... perderse el turrón, la fruta abrillantada, la sidra caliente y el cordero que no se termina más? Jaaaaaaaaaaa, no me tientes! ;)

Besos y espero las mil y una historias que vas a traer de Brasil!

Lady dijo...

Ana: Lo intento... pero a veces no logró que la idea se conecte con la acción... aunque por momentos estoy cerca!

Marga: Demasiadas cosas, y eso hace que el tiempo fluya muuuuuuy rápido.

Any: Creeme que conozco claramente lo que decís! Mi ansiedad se debe, en parte, a que para empezar nuevos proyectos hay que cerrar unos y descartar otros. Es una cadena.

Andre: Jajaja, muy bueno el comentario. Reconozco que la adrenalina del último mes del año me da buenos resultados.

Besos

Publicar un comentario

Y vos qué pensás?