Cuentas pendientes

En los últimos tiempos aprendí que no debemos dejar cuentas pendientes, no importa del tipo que sean. Todo lo que no hagamos, lo que no decidamos o lo que no digamos hoy, no sabemos si mañana vamos a tener la oportunidad de hacerlo, decidirlo o decirlo.

Parece simple, pero es parte de la naturaleza humana ir dejando cuentas pendientes: un café para más adelante, esa charla que “nos debemos” hace años, un problema sin resolver.

Hay quienes creen que es más placentero olvidarse de los problemas, y hacer como si nada hubiera pasado. Siempre me llamó la atención esas personas que no enfrentan las cosas, como si diera más tranquilidad llevar una cuenta pendiente que resolverla.

Otros creen que olvidar lo que pasó y dejar cuentas pendientes es una oportunidad de aprovechar el presente. El pasado pasó, y lo hecho, hecho está. No podemos cambiar el pasado, es cierto, la idea no es desenterrar muertos o revivir fantasmas.

Para aprovechar el presente, hay que aprender del pasado. De lo bueno, de lo malo, de los errores y de lo ya aprendido. Y no dejar para mañana.

Carpe diem!


18 comentarios:

Menage A Trois dijo...

"Siempre me llamó la atención esas personas que no enfrentan las cosas, como si diera más tranquilidad llevar una cuenta pendiente que resolverla"
es un golpe duro, pero se que asi soy yo.
saludos Lady

Anónimo dijo...

totalmente!!!

Por más que todos ya hayamos escuchados este consejo....que bien hace volver y volverlo a leer.

GRacias!

Pilar dijo...

Tal cual!
Igualmente me cuesta aprender de mis errores, pero algo que no hay en mi vida son pendientes!
Besos :)

Mery dijo...

Yo fui la cuenta pendiente de alguien y no me gustó el modo en que la cerró. A veces las cosas son más que una cuenta pendiente, sobre todo cuando el otro es otro humano.
El fue mi cuenta pendiente también, pero me imagino que él no se sintió tan usado je
En fin...
Besos!

Lady dijo...

Menage: Para mi es una intriga... no creo que sea por cobardía, no sienten la necesidad de cerar esos círculos?

Luis: De nada :)

Pilar: Si no tenés pendientes, ya estás aprendiendo ;)

Mery: Cuando hablamos de personas, cuando no cerrar esa cuenta nos hace sufrir (aunque sea de incertidumbre), creo que es mejor cerrar esas cuentas (aunque no nos guste el final). De lo contrario se vuelve una historia de nunca acabar! Y eso, no suma.
Pero hay que reconocer que a veces es tan difícil hacerlo!

Besos

Anónimo dijo...

Es así, lo que en su momento no se dijo, puede ser dañio en el futuro, esconder las cosas no sirve. También podemos arrepentirnos de lo que no dijimos, mientras pudimos.
Claro que a veces cuesta, y por eso preferimos dejarlo, o no nos damos cuenta que el momento es este..mañana vaya uno a saber si la otra persona va a estar ahi todavía.
Pero, nos olvidamos muchas veces!
un beso

Anónimo dijo...

de acuerdo con vos... todo a su debido tiempo..

Anónimo dijo...

Lady:
Intento no dejar cuentas pendientes, soy muy detallista en eso, a veces hasta exagerada.
A veces algún diálogo ha sido a tiempo, otras a destiempo
Pero reconozco que me ha dado buenos resultados.
Besos
lady baires

Mery dijo...

Si, tal cual Lady... no te lo niego. Siempre hay que atreverse a todo. El tema a tener en cuenta (y en este caso específico que fue el mio) es el lidiar con otro humano, que como tal tiene sentimientos...
El tema es lo que uno puede barrer y dejar dañado en el camino.
Sobre tener la actitud de ir hacia lo que está ahí y no quedarse con la duda, desde ya! es mi leit motiv! sin dudas!!! Pero sin egoísmos, porque insisto, es de mala gente hacer daño a otros por eso...
Besotes!!

Lady dijo...

Nada se pierde: Como cuesta, se deja de lado... pero con el paso del tiempo no creo que deje de doler o deje de costar hacerlo. Por eso prefiero vivir sin cuentas pendientes.

Ana: Exacto, la idea es buscar el momento justo, no estar atropellando!

Lady Baires: Creo que es lo que da mejores resultados, y tranquilidad de conciencia.

Mery: Entiendo lo que decís. Cuando hay otros involucrados siempre es más complejo, porque dependés de la voluntad del otro. Y no estamos acá para dañar a nadie.
En esos casos, muchas veces las cuentas pendientes se saldan a destiempo.

Besos

Agustina R. dijo...

Lady,
Acabo de terminar de leer todos los posts porque anduve desaparecida y constaté que son excelentes desde el primero hasta el último.

Con respecto a este post en particular, te cuento que odio las cuentas pendientes. Odio todo lo que sea a medias, sin terminar. Prefiero mil veces que las cosas salgan mal a haberlas dejado en la nada y nunca saber qué hubiera pasado.

Any dijo...

Tenés razón Lady, para mi es uno de mis grandes problemas, tengo varias cuentas pendientes que vuelven una y otra vez desde el pasado. Me cuesta cerrar historias, situaciones, es algo sobre lo que trabajo día a día y aun no veo mucho resultado =(
abrazo

Lady dijo...

Agus: Gracias :)
Coincido contigo, prefiero vivir sin esa incertidumbre del "qué hubiera pasado si...". Aunque alguna vez, curiosamente me lo pregunté aun en cuentas saldadas (no lo voy a negar).

Any: Creo que hay que cerrar historias para dar paso a historias nuevas. Sé que no siempre es sencillo, más cuando hay otras personas involucradas o los sentimientos dominan.

Besos

La solitaria dijo...

Uh, yo tengo tantas cosas pendientes por ahí!

Caballero rojo dijo...

Yo siempre pago mis cuentas... Aunque el banco esté cerrado, yo hago el intento igual... Me conciencia queda tranquila.

Lady dijo...

Soli: Aprovecha el día Soli!

Caballero: Coincido contigo, es un tema de tranquilidad.

Besos

CASANDRA dijo...

qué buen post.... no me cuesta decir lo que siento de bueno y no dejar en eso nada pendiente. En lo "encarar" determinadas situaciones que no terminan de conformarme, ahí me cuesta más, siempre pienso que se va a mal entender (quizá experiencias pasadas me lo hagan suponer) y que aunque trate te explicarme, solo oscurecerá la relación. Está mal... pero bueno, ya iremos viendo de arreglarlo.

Muy lindo tu blog. Me va a gustar volver. cariños

Lady dijo...

Casandra: Bienvenida!

Precisamente las experiencias pasadas son las que nos dan mateiral para aprender y no dejar cuentas pendientes. Cerrar historias, da lugar a cosas nuevas.

Coincido que no es fácil, y que no siempre depende exclusivamente de uno. Pero es importante hacer lo que esté a nuestro alcance.

Besos

Publicar un comentario

Y vos qué pensás?