Una de zapatos

Ante la torpeza/distracción/descuido propios, una puede tener diferentes reacciones. Ejemplifico:

Se rompe el taco de un zapato y acto seguido...

1. Reacción aquí no ha pasado nada:
Camino como si no pasara nada, haciendo equilibro, sin perder la elegancia... pero corriendo el riesgo de desparramarme y caer de cara sobre el primer escalón que me toque sortear...

2. Reacción fatalista:
Qué hago? Qué hago? Qué hagooooooooooooooooo? Y ahí mismo me ahogo en un mar de lágrimas

3. Reacción optimista:
Tropezón no es caída, a la vuelta hay una zapatería (gracias a Dios!)

4. Reacción pesimista/depresiva:
Solo esto me faltaba, siempre me sale todo mal

5. Reacción práctica:
Rompo el otro taco y sigo caminando con unos zapatos chatos... nuevos (a la fuerza)

6. Reacción psicologo-dependiente:
Hola Doctor? Estoy frente a una situación límite, por favor, tiene que atenderme ahora porque tengo que decidirme. Me tomo un taxi y en 10 minutos estoy ahí. Sí, sí, es urgente... urgentísimo

7. Reacción distraida:
Taco? Qué taco? Con razón en la última vereda me resbalé tres veces

8. Reacción chistosa:
Jaaaaaaaaaaaaaaaaa! Y no dejo de reirme hasta que algún vagabundo viene a pedirme una moneda

9. Reacción bloggermaniática:
Esto lo tengo que contar en mi blog!

10. Reacción paranóica:
Hay alguien complotando contra mí, seguro que es él/ella. No sé como lo hace, pero siempre logra arruinarme todo!


Bueno, el taco es solo un ejemplo (bastante femenino) de esos "accidentes" que tenemos por descuido, torpeza, sopresa, ignorancia, en fin...

Así que, desde este lugar, le rindo tributo a todos los tacos que se me rompieron... y todos los que sin ser "tacos" participaron de algún "accidente" por torpeza/descuido/distracción.




4 comentarios:

Caballero rojo dijo...

Buenas... De tacos y de reacciones está hecha la vida. El problema no es como se rompe el taco. El problema es como se reaciona. Creo, pero aun, como se justifica esa reacción.
El Puzzle va, complicado, pero va...

Lady dijo...

Buenas noches Caballero,

Hace unos días en este mismo lugar, se me escuchó decir que no hay un diccionario para explicar las reacciones humanas. Si lo existiera, la justificación, sería precisamente la definición de cada reacción. Por lo pronto, los motivos seguiran siendo un misterio.

En la última ruptura de taco reaccioné con una carcajada (obvio que empezó como una risa nerviosa, pero se convirtió en una buena carcajada). Me reí de mi misma, de mi descuido, de mi torpeza. Pero aprendí.

Arriba con ese puzzle! Mucho éxito!

Pau dijo...

jaja es genial. Conozco mujeres de cada tipo y yo cumplo con varios de esos tipos también :P

Lady dijo...

Jejeje, acá hay reacciones para todo, o para todas ;)

Después que publiqué el post se me ocurrieron otros ejemplos, así que pronto tendremos "Una de zapatos II"

Beso!

Publicar un comentario

Y vos qué pensás?