Contorsionismo

¿Hasta que punto estamos dispuestos a cambiar por la persona que amamos? ¿El amor puede cambiar a una persona?

Cambiar no significa cambiar de profesión, raparse la cabeza y hacerse budista. No estoy hablando de tales extremos. Hablo de ceder, dejar que el otro gane terreno, y pasar a ser una versión mejorada de uno mismo.

Pero hay una realidad imposible de desconocer: nadie va a cambiar por imposición. Ni nosotras ni el caballero de turno. No importa que en nuestra naturaleza femenina esté la tendencia por la educación del prójimo, el prójimo cambia solo si él quiere.

Y muy en el fondo eso lo sabemos. Así como también sabemos que nosotras podemos ceder y mejorar, pero nunca ser una contorsionista que se amolde 100% al hombre de turno.

18 comentarios:

Carla York dijo...

Lady que tema!!! el key de todas las relaciones, a mi edad (31) creo que hay que sentirse comodos. Comodidad, dar al otro pero tambien recibir, es mi lema hoy. Besos

Lady dijo...

Carla: Estoy de acuerdo contigo! dar y recibir siempre nos mejora como personas.

Tu blog es genial!

Besos

Any dijo...

Uno trata de ceder, de ser mas flexible, de acompañar los gustos del otro, pero no se puede cambiar tanto "por" alguien porque al final se te vuelve en contra, uno se harta.
Me gustó tu blog
saludos

Anónimo dijo...

al final de nuestras vidas terminamos siendo una mezcla de todos los restitos que cambiamos por los demas...

Lady dijo...

Any: Claro que se nos vuelve en contra! Terminamos siendo alguien que ni nosotros conocemos! Saber hasta donde ceder tampoco es fácil.

Ana: Si aprendemos y mejoramos es positivo, pero sin perder nuestra esencia!

Besos

La solitaria dijo...

Nunca cambiar por que alguien te lo pide,jamás! Los cambios deben ser impulsados por una misma, si no no sirven!

Lady dijo...

Soli: 100% de acuerdo. El cambio nace en uno mismo, nunca es impuesto por los demás!

Viste cómo luce el premio que me diste en tu blog? Gracias!!! :)

Julia Q. dijo...

Lady, hay algo de la naturaleza humana que a mi por lo menos me indigna un cacho. Me enamoro y despues quiero cambiarle muchas cosas al otro. Y al otro le pasa lo mismo conmigo! eso es tremendo!!!!! Me parece que cuando hay una relacion verdadera, de mucho compromiso uno tiene que contemplar las necesidades del otro ademas de las propias. No se trata de cambiar sino de ser flexible y de respetar los tiempos ajenos! (es como si me lo estuviera diciendo a mi mismajajajaj)

Agustina R. dijo...

Creo que a veces es necesario ceder en pequeños aspectos, para lograr que las cosas funcionen mejor y que haya menos roces. Pero igual creo que la esencia de la gente no cambia, y es por eso que si hay algún cambio, siempre es mínimo.

Marga dijo...

Yo siento que no cambié, que sigo siendo igual que siempre. Pero eso sí, yo deseo casarme con él, y él también, pero no ya y eso hace que tenga que amoldarme a una situación que ya no quiero. No siempre podemos hacer lo que queremos en una pareja.

Lady dijo...

Julia: Como dice Maitena "las mujeres nos enamoramos del Che Guevara y queremos que se afeite la baraba". En parte está en nuestra esencia de educadoras innatas: queremos mejorarlos! Pero nadie cambia por imposición, solo por voluntad propia!

Agus: Es cierto. Una cosa es ceder, ser flexible, tolerante. Pero otra, muy distinta, es convertirse en otra persona.

Marga: Cómo es eso que no querés casarte ya? Querés esperar? Ustedes son felices, eso es lo que importa!

Besos

Anónimo dijo...

aa bueno...excelente como escribís...entrás a mis favoritos

Lady dijo...

Luis: Muchas gracias :)

Tu blog es excelente!

Sr. Montag dijo...

si coincide n 100% igual no funciona... hayq ue bsucar el punto medio :)

wallyzz dijo...

Que lindo que es soñarr ,. Soñar no cuesta nada..

Lady dijo...

Sr. Montag: El punto medio, el equilibro... lo más difícil de encontrar!

Wallyzz: Mientras el sueño no se convierta en pesadilla ;)

Besos

Caballero rojo dijo...

Vendo equilibrio, bueno y barato!

Lady dijo...

Caballero: Jajaja! Compro! ;)

Publicar un comentario

Y vos qué pensás?