Expectativas

Cuando somos niños siempre soñamos con nuestra vida adulta: carrera, trabajo, familia, casa, hijos, etc.

Hoy en día mi vida es bastante diferente a lo que yo soñaba cuando era niña, principalmente por cómo se fueron dando las cosas. Es probable que los cambios se deban a una adaptación a la realidad de esos sueños infantiles, a la generación de nuevos sueños o a los cambios de expectativas.

La realidad nos transforma al mismo tiempo que nosotros intentamos transformarla. Y así los sueños se cumplen, mutan o simplemente volvemos a fojas cero a buscar otras expectativas qué cumplir.

12 comentarios:

La solitaria dijo...

Hum la mía también. Creo que en lo único que la pegué fue en la profesión, y en mi hija por supuesto.

Madie dijo...

Lo importante es no paralizarse porque esos sueños no se cumplieron sino mirar para adelante y ver qué podemos hacer para que se hagan realidad (si es que los mantenemos).

Inti dijo...

Yo descubri que esos sueños y expectativas que teniamos de chicos se ven plasmadas en nuestra forma de afrontar las cosas. Si yo hubiera hecho lo que soñaba hoy seria almacenera o secretaria :P. Lo importante es no olvidarse de esos sueños!

Agustina R. dijo...

Es un pensamiento muy interesante, y muy cierto. Nuestros deseos van cambiando, muchas veces no sólo por lo que pensamos y queremos sino porque simplemente se va dando todo de una manera en particular.

Lady dijo...

Soli: A veces los sueños infantiles nos dan el puntapié inicial... después vamos decidiendo en base a esos sueños y a la realidad.

Madie: Exacto! Hay que seguir adelante, con esos sueños u otros nuevos (cambiar de sueño no es rendirse, sino seguir soñando!)

Inti: Ja! Yo sería científica! ;)
Igual a los 10-12 años ya había elegido la carrera definitiva, aunque en la medida que fui estudiando y me recibí, mi carrera tomó un giro particular.

Agus: La realidad nos va cambiando, y nos ayuda a soñar en concreto. La idea es soñar y cumplir las expectativas, pero no luchar contra molinos de viento!

Besos

Any dijo...

De chico uno sueña mucho después vas moderando esa tendencia.
Hay de todo un poco, sueños que fuero solo eso, otros que se cumplieron por la mitad y algunos que se fueron transformando; algunos (muy pocos) se cumplieron. Suerte que uno siempre tiene algún que otro sueño de repuesto en el bolsillo, eso ayuda a seguir.
un beso

La Vida en Rojo dijo...

Hola! Al recordar mis sueños de niña veo que ninguno se cumplió... No soy cantante, ni actriz en Hollywood ni la siguiente Indiana Jones.

Pero bueno, estoy feliz con las decisiones que tomé y con el camino que ha tomado mi vida. Eso es lo importante.

Bye!

Caballero rojo dijo...

Frase de cabecera: "La vida es muy dinamica!"

Pau dijo...

Es lo que nos mantiene vivos, finalmente. Sin no tenemos ganas que se renueven constantemente, nos estancamos....

Lady dijo...

Any: Siempre hay que tener sueños, de lo contrario como dice Pau, nos estancamos.

La vida en rojo: En la infancia siempre tenemos esa visión romántica e idealista de la vida... de lo contrario, la infancia no sería infancia! Después vamos transformando esos sueños, y decidiendo. Lo importate es como decís, estar conformes con nuestras decisiones.

Caballero rojo: Muy buena frase!

Pau: Exacto, la idea es seguir avanzando siempre y para eso, no hay mejor impulso que los sueños.

Besos

Superchic dijo...

Creo que uno cuando es chico tiene esta idea de los sueños que generalmente esta un poco predeterminada por lo poco que conocemos. Creo que en el fondo el verdadero deseo puede mutar pero la escencia puede ser la misma.
Jajaja, yo sería directora de cine y no lo soy, tampoco soy millonaria. Pero muchos sueños fueron cambiando durante mi vida también.

Lady dijo...

Superchic: Estoy de acuerdo, en la niñez tenemos esa idea romática de la vida adulta. Con los años vamos pasado de ese ideal a lo posible, a lo real.
Y eso nos da la posbilidad de seguir soñando, y avanzando.

Besos

Publicar un comentario

Y vos qué pensás?