La teoría del click

Ya sea por mala suerte, por enamorarme del incorrecto o ser demasiado crédula, mi vida amorosa no ha sido perfecta (ni nada que se le parezca).

Como ya me queda poco para la tercera década, no me faltan historias para contar, ya sean tropezones o momentos de éxtasis e genuina felicidad. Nadie me quita lo vivido, ni lo bueno ni lo malo (que de eso siempre se aprende). Pero tantos años buscando al príncipe azul, de creerme que el cuento de hadas iba a durar para siempre, y después terminar cayendo en la desilusión, es agotador.

Soy conciente que esto no solo me pasa a mí. Tampoco soy la única que se deshaga vía Blogger, porque tiene el corazón roto o está desahuciada porque todos los príncipes azules se le destiñeron. Tampoco voy a culpar a la liberación femenina, y decir que este mal comenzó desde que demostramos ser inteligentes y profesionales, además de lindas y buenas cocineras. No creo que los hombres nos tengan miedo, pero a veces siento que vamos en direcciones opuestas. Peor que eso, estamos caminando por calles que nunca se cruzan.

Y como es mal de muchas, en las reuniones de amigas, estos temas siempre surgen. Hace pocos días mi amiga E me explicó su teoría del click. La teoría es simple: después de una colección de fracasos, algo en tu mente hace “click”. No te queda nada por perder, y dadas las circunstancias empezás a mirar las cosas desde otra perspectiva. Te das cuenta que hay opciones que si bien siempre estuvieron frente a vos, nunca las habías considerado.

Y las opciones van desde invitar a salir al vecino del segundo piso que siempre nos sonríe en el ascensor y nunca nos animamos a preguntarle el nombre; hacer ese viaje que hace tanto queremos; aprender danza árabe; o simplemente disfrutar de estar soltera (terminemos de vivir la soltería con culpa!)

Después de todo, ni la vida ni los hombres no se acabaron el día que el último infeliz nos rompió el corazón.

15 comentarios:

Pau dijo...

Es totalmente cierto lo del click. La cabeza te cambia en algún momento. Y, oh casualidad, justamente ahí es cuando conocés al hombre que te va en serio, y al que vos le vas. Aunque sea por un tiempo... :P

Madie dijo...

¡Cuántas verdades!
Concuerdo, además, con el aporte de Pau. Es que se necesita ese clic para que el timing sea perfecto.

Caballero rojo dijo...

Hay un grupito de rock argentino. Muy recomendable, por cierto. Se llama El Bordo. En su primer gran hit, cantan algo que bien podria acomdarse a esta teoria: "No me queda nada, tengo todo a mi favor. Cuando hay pocos, ves mejorrrr".

Marga dijo...

Sí, es verdad, yo también hice elecciones equivocadas hasta que llegué a conocer a mi gran amor.

Besos.

Lady dijo...

Chicas: Gracias por los aportes! Tienen razón, hay que preparse mentalmente para ese momento, y lo demás viene solo.

Caballero: Ya me habían recomendado al Bordo en un blog en el que escupían verdades ;)

Besos

-vestida de olvido dijo...

bueno, espero mi click pero mientras voy haciendo otras cosas. nada de quedarme sentada, lady.

respecto a tu comentario en mi blog, no sé qué quiere él y todavía no me animo a preguntarle. veremos cómo sigue todo esto. y estoy de acuerdo con lo que me dijiste: es peligroso.

un beso!

La solitaria dijo...

Totalmente: ahora, cómo hacemos para explicarselo a nuestro subconciente obstinado??? Buah!!

Fumarysalir dijo...

aguante vivir la solteria sin culpa... sino no aprovechas las ventajas que esto tiene.

y estoy muy de acuerdo con lo del click (aunque yo esté en la otra calle), pero si, es asi...

Lady dijo...

Vestida de olvido: hay que mantenerse en acción, nada de quedarse esperando!

Soli: Ja! Mi subconciente es terco, pero de a poco va dándose cuenta...

Fumarysalir: Hay que aprovechar las ventajas, siempre! Y aunque estés en la otra calle, la teoría del click es igualmente aplicable, no?

Besos

Menage A Trois dijo...

pregunta...
"Como ya me queda poco para la tercera década"

vas a cumplir 20 años?

0-10 primer decada
10-20 segunda decada
20-30 tercer decada

digo, porque si tenes 19 años, y escribir asi... sos una escritora en protencia, oro en polvo.

Lorena dijo...

De tan agotador los clicks son cada vez más frecuentes, y traen acciones insospechadas en otras etapas de la vida!!.

Acá una creyente en la teoria del Click a partir de la experiencia iniciada en la previa a los 30 y el exhaustivo abofeteo de creencias derrumbadas post 30!

No sabes como hago click ahora.. jaja

Lady dijo...

Menage: tenés razón, me queda poco par ala cuarta década! Gracias por ilustrarme ;)

Lorena: Es tal cual como vos decís! Derrumbar creencias no me parece tan malo, más aun si las sustituimos por nuevas y mejoradas creencias... después de todo, solo los cambios nos hacen avanzar.

Besos

Menage A Trois dijo...

cuarta decada?
mmmmmm interesante ;)
muy interesante ;) ;)

Agustina R. dijo...

So, so true.

Lady dijo...

Agus: veo que somos unos cuantos los partidarios de la teoría del click!

Publicar un comentario

Y vos qué pensás?