De buenas intenciones

Dice Dante que “de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno”, y la sabiduría popular agrega con énfasis que no hay comedido que salga bien. Será que desde que el hombre decidió vivir en sociedad, siempre se desconfió de la ayuda desinteresada, las buenas intenciones o directamente de la buena fe del otro.

A veces pienso que tanta desconfianza, lejos de ayudarnos a estar prevenidos, nos lleva a vivir metidos en nuestro micromundo, sin pensar que puede haber alguien merecedor de nuestra buena voluntad o de nuestra ayuda. Ayuda que aunque por definición siempre sea desinteresada, hoy en día vemos claros casos donde se parece más a un intercambio de favores.

Las buenas intenciones son escasas, pero no por eso tenemos que descartarlas. La cuestión es distinguir, hecho que no es sencillo de por sí. Distinguir quienes se encargan de ver tramas donde no las hay. Pero también distinguir quienes se encargan de armar tramas en medio de situaciones tan simples, que no requerirían la intervención de nadie más que él o los involucrados.

La línea entre uno y otro, es demasiado delgada.

19 comentarios:

Caballero rojo dijo...

Fuera de contexto: me acuerdo cuando eramos pocos por aqui, y hoy tengo la necesidad de decir primero...
En contexto: sobre el tema en cuestion, seguimos la misma linea de las sirenas, los odios, los confiados, los desconfiados... Las elecciones, digamos...

Menage A Trois dijo...

y es por eso que a tanta gente le recomiendo tu blog, Lady,
es muy lindo leerte.
salutti

TAMIA dijo...

Encontrar el gran equilibrio en nuestras formas de comportamiento, tropezamos con la buena honda, y la mala honda ,y decimos ya no confie en nadie
pero siempre valdra ponerse positivo!!
besos

Agustina R. dijo...

Como siempre pasa en este tipo de cosas. Es delgadísima y a veces, borrosa también.

Sherezade dijo...

No perdamos la fe. Por ahi se encuentran genuinas buenas inntenciones todavia.
Las he visto :O

Lady dijo...

Caballero: Este es un blog PRI-free. Usted ya sabe lo que pienso de cantar "pri" antes de leer un post (solo por el hecho de cantar pri). Menos mal que usted comentó! ;)

Y sí, seguimos en la misma línea de las sirenas. Tiene toda la razón.

Menage: Muchas gracias :)

Tamia: Sin duda! Ser positivo es esencial, pero tampoco pasar por demasiado inocente!

Agus: Y a veces nos deja con la duda, y eso es lo peor...

Sherezade: Claro que hay! Y qué gusto encontrarlas :)

Besos

Alegypsi dijo...

Es verdad Lady, me recomendaron tu blog (fue Menage)y me gusta mucho leerte.
"Ayuda que aunque por definición siempre sea desinteresada, hoy en día vemos claros casos donde se parece más a un intercambio de favores" esto es muy cierto.

Besos y buen fin de semana

Anónimo dijo...

sus palabras son siempre de esperanza. Y tiene la facilidad de poder llegar a la gente.
hermoso texto.
besos

La solitaria dijo...

Si, coincido con vos. La línea es borrosa, delgada... por eso cruzarla es tan fácil y trae tantas consecuencias. Muy lindo lo que escribiste!

NIKO dijo...

Uy, la cantidad de veces que me he cruzado con esos dos tipos de personas... yo les huyo, me niego a que me arrastren en sus delirios y a la larga terminar desconfiando de todos. A ese tipo de gente, los llamo gente tóxica (aunque creo que algún libro ya se encargó de ponerles ese nombre... jaja).

Anónimo dijo...

El tema es saber encontrar el punto justo.
Hay gente buena, hay actitudes desinteresadas y buenas intenciones pero si estamos a la defensiva, nunca se logrará nada.
Beso
Lady Baires

Kri§ dijo...

Hay dos formas de ir por la vida: Con miedo de ser valientes o siendo valientes teniendo miedo. Siempre habrá gente que día y noche afilen el cuchillo de la traición prestos a hundirlo en lo profundo de la voluntad de las personas... El asunto acá está en no ser como ellos ni tampoco ser diferentes a ellos. Ni una cosa ni la otra.

Un saludo.

Lady dijo...

Alegypsi: Menage es mi relacionista público número uno? Qué honor ;)

Luis: Gracias! Estaré muy soñadora últimamente? Por tanta esperanza...

Soli: La cuestión es distinguirla, y no pasarse a los extremos de sospechar de todo, o creer en todo ciegamente.

Niko: Hay muchos tóxicos por ahí, el tema es que no nos contagien!

Lady Baires: La sospecha constante no nos lleva a nada (solo a aislarnos), totalmente de acuerdo.

Kris: Muy buen comentario! En contrar el equilibro es lo más difícil, no se puede andar por la vida con miedo a ser traicionado pero tampoco con una inocencia infantil.

Besos

elPulcro dijo...

es todo cuestión de acompañarse.
la confianza se construye.

Lady dijo...

elPulcro: Gran verdad, la confianza se construye. No es algo que nazca por arte de magia.

Besos

NIKO dijo...

Aparentemente ando inquieto y cuestionandome muchas cosas, espero llegar a algo, jaja. Me alegro de que también lo veas interesante :D
(Comentar por acá sirve para no perder la costumbre :P).

Saludossss

Lady dijo...

Niko: No pierdas nunca esa costumbre! No te olvides que somos animales de costumbre, costumbres narradas y dibujadas ;)

Besos

Marga dijo...

Una cosa que me pone triste es hacer algo con buenas intenciones y que no se reconozca, que piensen que lo hago por interés. Me pone muy triste.

Besos.

Lady dijo...

Marga: Eso molesta, y mucho. El tema es que por estar precavidos, terminamos desconfiando de todos.

Besos

Publicar un comentario

Y vos qué pensás?